miércoles, 12 de mayo de 2010

Otra pequeña fantasía (no tan) ligera / Another little (not so) light fantasy

.





En una vieja historia que hice para "Anteojito", "Estrellazul", aparecía Mulvaran, un excéntrico ermmitaño espacial. Muchos años después, le propuse a Eduardo hacer una nueva aventura breve con este personaje, y éstas son algunas de sus páginas. Por supuesto, se trataba de una historia mucho más tremebunda que la que yo había escrito para la revista de García Ferré.

In an old story which I did for the children's magazine "Anteojito", "Bluestar", appeared an eccentric space hermit, Mulvaran. Many years later, I asked Eduardo to write a new short tale which featured this character, and these are some of the pages. Of course, it was a much bleaker story than the one I had written for "Anteojito".



























Todas las imágenes son copyright de Enrique Alcatena

12 comentarios:

  1. Je. Si hubieras publicado esto en Anteojito, la tasa de pesadillas infantiles hubiera trepado a las nubes.

    ResponderEliminar
  2. Buenas Quique! Como dice que le va?
    Solo queria compartir con usted una agradable sorpresa que tuve estos dias : Reordenando cajas con comics, encontre un diminuto libro de cuentos que supe atesorar de joven, el tomo en cuestion no lo compre yo, me lo regalò un señor marplatense que estaba cerrando permanentemente su tienda de libros, cuando me vio interesado en las ilustraciones del susodicho. Yo tenia en ese entonces unos 7 años.

    El nombre del libro? GUNNAR EL VIKINGO.


    Bueno, solo queria compartir mi nostalgia, y decirle que atesoro mucho ese librito.

    ResponderEliminar
  3. Quiero compartir una impresión (sin vicio, creo que puedo decirlo, de parcialidad o benevolencia) con los seguidores de este blog atiborrado de talento. Existe una raza de artistas argentinos que no tienen el reconocimiento masivo que por su estatura parecería natural que pudieran tener, pero que aficionados y especialistas conocen de su valía, de la sobriedad y modestia con que practicaban su arte, y de sus logros extraordinarios.
    Ahí tenemos a Roberto Arlt, Alfonsina Storni, Leopoldo Torre Nilsson, Xul Solar, Lola Mora, y varios otros que seguramente no acuden a mi mente ahora. A mi modo de ver no ofrece duda que Alcatena un eminente artista de este escalafón, y que nada es más fácil que demostrar con sólo conocer un poco lo que subyace a sus páginas.
    Les dejo mis saludos.
    José.-

    ResponderEliminar
  4. Esto me hizo acordar de la pelicula "Viaje a la Luna". Genial la resignificación de las iguras imposibles de Escher también!

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo. Me fascinó la última viñeta, de la última página. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Quique, que maravillas son estas páginas. Le dejo saludos.

    Diego Aballay.

    ResponderEliminar
  7. Qué imágenes tremebundas!!!. Fabulosas las páginas, a la altura de Alcatena. Algunas "lunas" me hacen pensar en las figuras de Melies, pero en versión terrorífica. Estoy con García Ferré y Quinterno, así que te hablaré cualquiera de estos días. Un abrazo gigante y me deslumbra tu talento Quique.

    ResponderEliminar
  8. Ah! Pasa por mi blog cuando puedas...me encantaría!. :)

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos por sus comentarios, Son muy apreciados. Laura, Talthec, muy oporuna su referencia a Melies, cuyo "Viaje a la Luna" siempre me ha gustado ( imborrable la imagen del cohete incrustándose en el ojo de la luna, una de las imágenes más perturbadoras y al mismo tiempo cómica que he visto). Y gracias por el recuerdo de "Gunnar el vikingo", Luciano.

    ResponderEliminar
  10. Los chiquilibros!
    Se llamaban así?
    Nada, como siempre fabulosas tus páginas.
    Y esas historietas de Anteojito fueron la forma de conocerte para muchos, entre los que me incluyo. Historieta para niños con un dibujo tan extraño y perturbador, en el mejor de los sentidos, no había por ahí, al menos no en aquella época, solo quizás aquel primer capítulo de los cuatro fantásticos con la antorcha sin cara y la cosa con esa piel como de goma, y unos ditkos vistos en viejas revistas de Columba.
    Abrazo,
    si sí, volví.
    FER

    ResponderEliminar